Seis elefantes salvajes han muerto ahogados al resbalar y caer en una cascada de Tailandia situada en el parque nacional Khao Yai. Los animales intentaban salvar una cría de tres años que había caído y no podía salir debido a la fuerte corriente. Dos elefantes más se pudieron salvar, pero resultaron heridos.

En los vídeos difundidos a través de las redes sociales, se muestra como los animales luchan desesperadamente para salir de la zona donde habían caído.

Los funcionarios del parque intentaron ayudar a los elefantes arrojando alimentos mezclados con suplementos nutricionales en un intento para aumentar su energía y darles fuerza para subir de nuevo al bosque. La cascada permaneció cerrada a los turistas durante el rescate.

Los elefantes son el animal nacional de Tailandia, pero su número se ha reducido en los últimos años de manera alarmante a sólo unos pocos miles. La deforestación es una de las principales causas ya que ha causado que los animales se marchen de sus hábitats naturales.