Un ciudadano ha echado a gritos "al del traje”, uno de los carteristas más conocidos del Metro de Barcelona y un viejo conocido de los vigilantes de seguridad de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB).

Su sobrenombre le viene por su modus operandi a la hora de robar. Suele actuar solo en la Línea 2 (la morada) y vestido con un traje. Se saca la americana, se la coloca en el antebrazo y se acerca a su víctima. Entonces, mete la mano en el bolso para sustraer todo lo que sea de valor. Al ir bien vestido, nadie sospecha de él.

Aunque desapareció una temporada de la ciudad, ha vuelto a Barcelona y, para su mala suerte, se ha convertido en una cara popular entre las patrullas ciudadanas. "Se mueve por Paral·lel, Sant Antoni, Monumental, Sagrada Família o Universitat, pero sobre todo por Passeig de Gràcia, donde hay más turistas", aseguran fuentes de las patrullas ciudadanas e informa Metropoli Abierta.

Según los vigilantes, se trata de uno de los más "profesionales" de todo el metro de Barcelona. No obstante, las imágenes difundidas en Twitter han permitido ponerle cara y, así, poder detectarlo.