La DGT ha compartido una de las últimas locuras captadas por el helicóptero Pegasus. El objetivo es prevenir nuevas acccions casi suicidas en las carreteras convencionales, donde se pierden más vidas cada año y donde se producen los accidentes más graves, especialmente en adelantos temerarios.

La DGT muestra una de las locuras captadas por Pegasus

Las cámaras del helicóptero Pegasus de la DGT han captado el adelanto en el cual se aprecia como un turismo adelanta a varios coches en una carretera secundaria, exponiendo a los otros conductores a un peligro del todo innecesario. Las imágenes que ha mostrado ahora la DGT, y que fueron grabadas este verano, son un claro ejemplo del peligro que implican estas temeridades.

El protagonista de la última temeradad se perdió alguna lección. Efectuó un adelanto irresponsable y, encima, estuvo a punto de provocar una tragedia. Por suerte, el coche que iba de frente se apartó en la acera para evitar un choque frontal con el turismo implicado. Las consecuencias de un accidente de estas características nos las podemos imaginar.

La DGT ha aprovechado para advertir el peligro de las carreteras convencionales que, a pesar de ser las menos transitadas, se cobraron 800 vidas en el 2019, de los 1.098 muertos en accidentes de tráfico durante el año pasado.

La DGT denuncia un adelantamiento temerario / Pixabay

La DGT denuncia un adelanto temerario / Pixabay

La DGT advierte sobre los adelantos temerarios

La DGT nos recuerda una norma tan obvia como la de respetar la línea continua y la señalización vertical. De hecho, la línea continua existe porque en este tramo prevalece alguna razón por la cual no tendríamos que adelantar, sea una zona sin visibilidad o una intersección. Pero a menudo el sentido común, en el volante, se desvanece.