La segunda noche de la fiesta mayor de Sabadell, en Barcelona, ha acabado con fuertes incidentes. Concretamente, ha habido una batalla campal contra la policía, que quería desalojar, al final de la fiesta, la zona del lago del parque de Catalunya.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a nueve personas y hay cuatro policías heridos, de los cuales tres tendrán que estar de baja, aseguran fuentes policiales a ElCaso.com.

Los incidentes han empezado hacia las cinco y media de la mañana cuando la policía ha ido a desalojar a un grupo numeroso de jóvenes que continuaban la fiesta y consumían bebidas alcohólicas en la zona del lago del parque de Catalunya, junto a la avenida Francesc Macià.

Las personas que había, sin embargo, se han negado a marcharse y, delante de la presión policial, han empezado a tirar objetos, como botellas de vidrio, a los agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Policía Local de Sabadell, mientras los increpaban y los insultaban.

Amenazas, insultos y contenedores quemados

Tal como se ve en las imágenes que ha grabado uno de los participantes en los disturbios, los policías han recibido todo tipo de insultos y amenazas: "muerte", "jodeos, maricones" o "hijos de puta", entre los más destacados. Al lanzamiento de objetos se ha sumado la quema de varios contenedores.

Al final de los incidentes, nueve jóvenes han sido detenidos por desórdenes públicos y a tres de ellos también se les imputa el delito de atentado a la autoridad y pasarán a disposición judicial.