Cinco personas han muerto y dos han sido heridas de gravedad en una doble explosión en un almacén de fuegos artificiales.

Los hechos han pasado el martes por la noche, en el municipio de Barcellona Pozzo di Gotto (Sicilia, Italia). La explosión ha sido tal que el humo que se ha generado durante el accidente se podía ver desde la localidad vecina.

Una empresa familiar

Una de las víctimas mortales es la mujer del propietario del almacén, de 71 años. Las otras cuatro víctimas eran trabajadores de una empresa externa que estaban instalando puertas de seguridad, de entre 23 y 39 años.

Por su parte, los heridos graves son el hijo del dueño de la fábrica, de 37 años, que presenta importantes quemaduras por todo el cuerpo; y un trabajador de la empresa. Ambos se encuentran hospitalizados en Palermo y Catania, respectivamente.

Todo apunta a un accidente

Mientras la policía italiana investiga los hechos, las primeras hipótesis indican a que es posible que la explosión se produjera a causa de las máquinas de soldar, que los obreros estaban utilizando para instalar las puertas metálicas de seguridad.

Según las autoridades, las chispas de las soldaduras habrían podido llegar al polvo pirotécnico, produciendo una reacción en cadena.

Gran despliegue

A primera hora de la mañana del miércoles una gran dotación de los bomberos se trasladaron en la zona de la nave, que estaba destrozada por la doble explosión que se produjo.

Por su parte, la policía investiga los hechos para averiguar qué ha pasado.