Los vecinos de Getxo (Vizcaya) se han despertado esta mañana del domingo con el cadáver de una tintorera en la playa de Ereaga. El animal, una hembra de dos metros, estaba en la arena, y por lo visto hacía bastante que estaba muerta.

Un hecho usual

No es extraño descubrir este tipo de animales muertos en las costas, sobre todo si hay temporales marítimos. Las grandes olas y los fuertes corrientes a menudo causan la muerte de estos y otros animales marinos, que acaban arrastrados hacia la playa.

El mar lo ha arrastrado

En este caso, se trata de un tiburón al cual el mar arrastró hasta la playa a primera hora de la mañana. Después, la fuerza del agua volvió a llevárselo para, finalmente, volver a dejarlo en la costa en torno a las tres de la tarde, informa El Correo.