Los Mossos d'Esquadra han desplegado un espectacular dispositivo para tratar de localizar el cuerpo del bebé al que su padre habría tirado al río en Sant Adrià de Besòs (Barcelona). La investigación coordinada por la Fiscalía de menores está concentrando los esfuerzos en un radio de 800 metros cercano a una zona de vegetación en la que fue sorprendido el padre del pequeño mientras arrojaba a su hijo al río Besòs. En la búsqueda también participan un equipo de submarinistas que rastrea el fondo y efectivos de la unidad canina que peinan los alrededores.

Según fuentes de la investigación, el detenido y padre del niño -un chico de 16 años- fue sorprendido este martes por varias personas cuando se disponía a enterrar al bebé, momento en que lo lanzó al río. Posteriormente, se dirigió a una comisaría, donde confesó los hechos y fue detenido. Tras conocer los hechos, los Mossos d'Esquadra montaron un operativo especial para tratar de localizar el cadáver y por la noche encontraron una bolsa con sangre y una maleta con ropa en la zona del río Besós donde fue arrojado un bebé.

El cuerpo policial contó el martes con la ayuda de un helicóptero de los Mossos d'Esquadra que iluminaba el lugar desde el cielo y que este miércoles también participa en la búsqueda del pequeño peinando el radio de 800 metros desde el aire.

busqueda bebe rio besos