Una distracción al volante ha provocado un brutal accidente en Moscú (Rusia). La imprudencia de la conductora, que se distrajo con su teléfono móvil, hizo que el tren colisionara contra otro tranvía parado. Como resultado, varios pasajeros resultaron heridos.

Tal y como se ve en las imágenes, la maquinista va mirando el móvil que sujeta con la mano derecha mientras mantiene la mano izquierda al volante. A continuación, empieza a teclear algo en su teléfono móvil, muy distraída y cuando levanta la mirada ya es demasiado tarde para reaccionar. 

El tranvía impacta brutalmente contra otro convoy estacionado. Los pasajeros se llevan un tremendo susto y algunos, incluso, presentan heridas a consecuencia del impacto. Puede verse, por ejemplo, a un hombre que sale disparado y queda tendido en el suelo o a una mujer que se golpea con el asiento delantero.