Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre de 36 años como presunto autor de dos robos violentos en establecimientos comerciales de Barcelona. Se lo relaciona con dos atracos, el primero en una entidad bancaria el 19 de septiembre y otro dos días después en un establecimiento de alimentación ubicado en la misma zona de la capital catalana. La detención se hizo el 23 de septiembre, pero se ha sabido ahora. El juez decretó su ingreso en la prisión el 28 de septiembre.

Dos atracos violentos

El primer atraco tuvo lugar en una entidad bancaria el 19 de septiembre, donde el detenido amenazó con un revólver a uno de los trabajadores y consiguieron llevarse un botín de 1.000 euros.

El segundo atraco, dos días después, se produjo en un supermercado ubicado en una zona próxima de la entidad bancaria. El detenido irrumpió en el local y amenazó con una pistola a los trabajadores que estaban a punto con cerrar. En aquel momento, no había ningún cliente en el establecimiento y el detenido condujo a los tres empleados hacia el cuarto donde se hacía el recuento de la recaudación del día y les ligó con bridas de manos y pies.

Al cabo de unos minutos, la pareja de una de las trabajadoras entró en la tienda y, extrañado porque no veía a nadie, intentó entrar en la oficina donde se hacía el recuento. El detenido salió del cuarto y se produjo un forcejeo entre los dos hombre en el transcurso del cual se produjo un tiro fortuito que impactó contra uno de los mostradores del local, sin causar ningún herido. El arrestado lo pudo reducir, lo golpeó con la pistola y lo condujo al cuarto para inmovilizarlo. En este segundo atraco se llevó 2.707 euros en metálico.