Un control policial ha permitido encontrar 300 kilos de droga dentro de un coche. No era, sin embargo, un vehículo cualquiera: se trata de un coche fúnebre que transportaba un ataúd relleno de marihuana.

El hallazgo se produjo en un control policial a la entrada de la ciudad colombiana de Pamplona, en el departamento de Norte Santander. En este control rutinario los agentes pararon a un coche fúnebre que transportaba un ataúd.

Al pedir la documentación, los agentes encontraron al conductor algo nervioso. Pero todo se destapó al pedirle el certificado de defunción de la persona que, supuestamente, iba dentro del ataúd. El conductor intentó poner excusas, pero los policías decidieron inspeccionar el interior del vehículo.

Un ataúd lleno de droga atravesando Colombia entera

Al revisar la caja, sus sospechas se confirmaron: en lugar de un cadáver, había multitud de paquetes rellenos de lo que parecía droga. Una vez descargado el vehículo, se encontraron 514 paquetes con un total de 300 kilos de marihuana. De hecho, la totalidad de la droga no cabía en el féretro y algunos paquetes iban debajo de una alfombra del vehículo.

Según ha explicado la policía de Norte de Santander, el ataúd lleno de droga estaba atravesando el país entero: había viajado unos 900 kilómetros desde el Valle del Cauca, la región de Cali, y se dirigía a Cúcuta, a unos 80 kilómetros de donde fue detenido.

El conductor, el coche fúnebre y la droga confiscada fueron puestos a disposición del juez de Pamplona.