Este martes ha arrancado el juicio contra tres miembros de la Manada, José Angel Prenda, Ángel Boza y la exguardia civil Antonio Manuel Guerrero, por haber robado tres pares de gafas de sol en una óptica de San Sebastián.

Los tres jóvenes robaron las gafas el 5 de julio del 2016: dos días antes de San Fermín y de la violación múltiple a una chica de 18 años que los hizo tristemente conocidos.

Coincidiendo con el arranque del juicio, Telecinco ha recuperado las imágenes del momento del robo. En el vídeo se ve claramente como Prenda, con camiseta a rayas, Boza, vestido de negro, y Guerrero, de rosa, cogen varios pares de gafas y se las esconden entre la ropa antes de salir. En las imágenes también aparece Alfonso Jesús Cabezuelo, el militar de la Manada.

Delatados por un mensaje

Según la denuncia de la propietaria de la óptica, los tres jóvenes se llevaron gafas|ojeras por valor de más de 800 euros. Probablemente no los habrían pillado si no fuera para|por un mensaje de Boza en un grupo de Whatsapp. "Entramos en una óptica los cinco y nos hemos llevado nueve pares de gafas. Ya verás cómo la próxima vez cierran las pestañas". Durante la investigación de la violación múltiple, la policía encontró este mensaje y ató cabos.

Ángel Boza, por su parte, ya fue condenado en 2018 por otro caso parecido. Robó unas gafas de sol y lo condenaron por hurto y por agresión a dos agentes de seguridad.

Declararán por videoconferencia

Los acusados, que cumplen condena de 15 años de prisión en las prisiones de Puerto III, Albolote y Sevilla I para violar a una joven en Pamplona en las fiestas de San Fermín de aquel mismo año, justo después de este robo, declararán en la vista por multivideoconferencia, según han informado fuentes judiciales.

La Fiscalía pide nueve meses de prisión para Prenda y Boza y seis para Guerrero, por atenuante de reparación del daño causado, ya que reintegró unas de las gafas robadas a la óptica donostiarra afectada.