Una operación conjunta de Mossos d'Esquadra y Policía Nacional ha permitido desarticular un grupo criminal que había robado más de 2 millones de euros en joyas de un taller de Barcelona el pasado mes de febrero. El taller está situado en el barrio del Putxet de la capital de Cataluña, tal y como ha podido saber ElCaso.com.

Los agentes han detenido a un total de siete personas en Madrid –seis de nacionalidad española y una, de marroquí-, muy especializados en los robos en talleres de joyería por el método del butrón.

Un robo de 14 horas

Los ladrones violentaron la cámara acorazada del establecimiento –de diez centímetros de hormigón- con una taladradora especial y después accedieron al contenido de las dos cajas fuertes con el uso de un soplete.

La operación delictiva duró cerca de 14 horas y los autores del robo se llevaron piezas de joyería, relojes y dinero por valor de estos 2 MEUR.

Libertad con cargos

Los arrestados pasaron a disposición judicial el 11 de octubre y el juez decretó su libertad con cargos.

Grandes expertos en robos de este tipo

Según la policía catalana, los autores del robo disponían de información privilegiada sobre el taller de joyería: tanto de su distribución como de los elementos de seguridad disponibles y el material de gran valor que contenía su interior. Los manguis manipularon el sistema de alarma, desactivaron los sensores de algunas zonas del local y llevaron a cabo un butrón para poder acceder al taller.

Los miembros del grupo criminal tenían un alto grado de pericia con respecto a la desactivación remota de alarmas y en el manejo de sopletes de oxidocorte, lanzas térmicas e inhibidores de frecuencia. La envergadura del robo y el grado de especialización del grupo criminal comportaron que la investigación la asumiera la Unidad Central de Robos con Fuerza (UCROF) de la División de Investigación Criminal (DIC) de los Mossos.

Venían desde Madrid para robar a Barcelona

Después de complejas gestiones de investigación los agentes pudieron relacionar una serie de personas y vehículos con el robo objeto de las indagaciones policiales. Se trataba de personas especializadas en los robos con fuerza en talleres de joyería y empresas. Estos delincuentes estaban establecidos en la zona de Madrid y algunos tenían antecedentes por robos anteriores de características similares.

Incluso habían asaltado un depósito judicial de drogas para sustraer las sustancias estupefacientes que había almacenadas. El 9 de octubre el juzgado de instrucción 9 de Barcelona autorizó las entradas y cacheos en los domicilios de los investigados. El operativo se llevó a cabo en Madrid y comportó la detención de siete personas y la intervención de material, que actualmente se está analizando.

Las joyas han desaparecido

El botín sustraído de momento no se ha podido recuperar. El resultado del operativo concluyó con la detención de siete personas –que llevaban un alto ritmo de vida como consecuencia de su actividad delincuencial- y siete cacheos realizados, seis en localidades de la comunidad de Madrid y otro en Toledo. Los policías intervinieron 2.600 euros en efectivo y varios relojes de lujo.