Cuatro agentes de seguridad han reducido a un chico inmigrante cuando intentaba pasar sin billete en la estación de Renfe de la Plaza Catalunya de Barcelona. Las imágenes han provocado la indignación de muchos usuarios de las redes sociales al considerar que ha sido una actuación del todo desproporcionada i racista.

"Un acto de racismo"

El hecho de que hayan sido cuatro los agentes que han tirado al suelo al chico y que después lo hayan intentado inmovilizar, ha generado las críticas de muchos usuarios de Twitter. Algunos han subrayado el hecho de que el chico es inmigrante, denunciando lo que consideran un acto de racismo.

En las imágenes también se observa como un quinto agente de seguridad se dirige hacia un chico que está en la cola de venta de billetes y que, supuestamente, habría filmado toda la escena.

Poco después han llegado varios agentes de los Mossos d'Esquadra cuando el chico ya estaba sentado al suelo y esposado.

Algunos usuarios de Twitter también han denunciado que no es la primera vez que ven situaciones como ésta. Desde Renfe, de momento, no se ha hecho ningún tipo de comentario o comunicado.

Renfe niega que sea una agresión racista

Renfe investigará de forma inmediata la reducción de un pasajero por parte de un grupo de vigilantes de seguridad en Plaza Cataluña esta mañana, pero niega que sea una agresión racista, como se ha apuntado desde las redes sociales.

Según Renfe, el viajero no llevaba billete y se ha comportado de manera agresiva. La reducción, continúa, ha estado de acuerdo con el reglamento. Uno de los vigilantes presentará denuncia por daños ocasionados en la cara.

Renfe ha recordado que no admite actuaciones por discriminación de raza. La Unidad Contra el Racismo y el Fascismo ha hecho eco del vídeo y lamentó el "ataque brutal" de los vigilantes.