Rachel Pighills es una inglesa de 33 años que no puede girar la cabeza a la izquierda sin poner su vida en riesgo. Un simple giro a la izquierda podría causar que su columna cervical se disloque, algo que, según cuenta, podría causarle la muerte.

Este julio Pighills fue diagnosticada con varios males que afectan a su médula espinal y cabeza, entre ellos, invaginación o impresión basilar. Es decir, que su cráneo se hunde sobre su columna vertical, presionando el tronco encefálico.

Solo tres cirujanos en todo el mundo pueden realizar la operación 

 

"Se disloca parcialmente cuando giro hacia la izquierda. Si se disloca por completo, eso sería decapitación interna y moriría al instante". Además, solo puede usar un collarín durante cuatro horas al día porque podría perder masa muscular, informa BBC.

Según dice, solo tres cirujanos en todo el mundo pueden realizar la operación de $ 174.000 que necesita y ninguno está en Reino Unido. De momento, ha conseguido reunir más de $ 15.000. Pero el solo hecho de pensar en coger un avión la aterra. "Pienso en la presión en la cabina, la fuerza del despegue y en estar pegada al espaldar de la silla. No sé cómo va a reaccionar mi cuerpo", manifiesta.

Rachel Pighills collarín

Solo puede usar un collarín durante cuatro horas al día porque podría perder masa muscular

Su esposo, Guy, de 39 años, afirmó que teme por su esposa cada día. "Estaré en el trabajo y muerto de miedo pensando en qué voy a encontrar cuando vuelva a casa. ¿Estará bien? Me encantaría que ella se sometiera a la cirugía y recuperase un poco de normalidad e independencia", concluye.