Víctor López fallecía este domingo de madrugada en el kilómetro 25 de la carretera M50 de Madrid. Un kamikaze que circulaba ebrio en dirección contraria se llevaba por delante al coche en el que este chico de 20 años se dirigía al supermercado en el que acababa de estrenarse como carnicero. El joven quedaba atrapado entre la carrocería tras el impacto frontal del otro vehículo y perdía la vida al instante. El otro implicado era Kevin Cui, un hombre de 35 años que triplicaba la tasa de alcohol permitida y que sigue ingresado en el Hospital Gregorio Marañón por un fuerte golpe en el brazo.

Tragedia familiar

La temeraria huida a toda velocidad de Cui acabó con la vida de un joven que empezaba a ver la luz después de una tragedia familiar que le dejó especialmente tocado. Víctor había retomado los estudios de animación sociodeportiva y acababa de ser contratado como carnicero en el Carrefour de San Fernando de Henares, informa El País. La muerte de su hermano mayor en octubre del año pasado supuso un duro golpe para los López. En este último año, su novia Laura había sido uno de sus grandes apoyos.

Equivocación

La chica con la que Víctor llevaba saliendo cinco años llamaba el domingo al hospital al enterarse de la noticia con la esperanza de que su pareja fuera el superviviente del accidente, señala el mismo medio. Una equivocación con las edades que se filtraron a la prensa tras la colisión mantenía en vilo a la familia a la espera de la confirmación oficial. Sin embargo, Cui era el que se encontraba en el hospital recuperándose de un traumatismo ortopédico en el brazo y no Víctor. Los Bomberos de la Comunidad de Madrid tuvieron que rescatar el cuerpo del joven, que había quedado atrapado en el interior de su vehículo, del que él era el único ocupante.

Investigación

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación del accidente, que tuvo lugar a las 6.39 de la mañana en el kilómetro 25 de la carretera M50 y en cuyo esclarecimiento jugara un papel clave el interrogatorio al kamikaze -triplicaba la tasa de alcohol permitida y conducía en dirección contraria- que impactó frontalmente con el coche de Víctor en la madrugada del domingo.