“Tengo flashes de como varios de ellos me violaron, aunque sólo recuerdo que estaba llorando”. La víctima de 'La Manada de Manresa', una joven que fue violada por seis jóvenes en una fábrica abandonada en 2016, cuando tenía 14 años, ha declarado este lunes ante la Audiencia Provincial de Barcelona. La menor ha asegurado que se sintió amenazada por "una pistola que se iban pasando” los acusados.

Es esta intimidación, el temor que le produjo el arma, fue lo que, en un momento dado, hizo que accediera a hacer una felación a dos de ellos. "Recuerdo la pistola, recuerdo que estaba atemorizada, agobiada", ha dicho.

"Le dije a Bryan que me acompañara a mear y me metió los dedos en la vagina"

La menor ha declarado este lunes protegida por un biombo que la separaba de los acusados, que, pese a todo, la podían ver en una pantalla. La víctima ha explicado que solo recuerda “flashes” porque, según cree, le echaron alguna droga en la bebida.

Sí que ha confirmado que recuerda a tres de los acusados forzándola. Según ha explicado la propia víctima, estaba en el suelo llorando cuando uno de ellos se le echó encima y la forzó sexualmente. Según la Fiscalía, los acusados aprovecharon que la adolescente iba bajo los efectos del alcohol para violarla.

Bryan Andrés M., el principal acusado, habría sido el instigador de todo. "Le dije a Bryan que me acompañara a mear y me metió los dedos en la vagina. Le dije que no quería, que me dolía", ha relatado la víctima. "Entonces, volvimos a la caseta, me empezaron a dar cubatas y ya no recuerdo nada más", ha añadido.

636978343772454507

Tres de los acusados, a su entrada en la Audiencia de Barcelona / EFE

"Había mucha gente haciéndose pajas, pero solo me acuerdo de que estaba llorando"

Por lo que respecta a los acusados que no recuerda directamente, la menor asegura que la forzaron porque su amiga Melody, que estaba con ella en la fiesta, se lo contó. "Tengo un flash de que había mucha gente haciéndose pajas, pero solo me acuerdo de que estaba llorando", ha manifestado la chica.

Además, la chica ha asegurado que la mañana siguiente se despertó en casa de su amiga, que le aseguró entonces que "la habían penetrado los seis". La víctima afirma, también, que cuando desbloqueó el móvil tenía un mensaje de Bryan donde la llamaba "puta" porque "se había follado a todos menos a él y a Santi".

La Fiscalía podría elevar la acusación a de abuso a agresión sexual

El testimonio de la víctima es clave para que la Fiscalía eleve la acusación contra seis de los acusados de abuso a agresión sexual, si aprecia que concurrieron intimidación o violencia. Hay un séptimo implicado acusado de omisión de socorro, porque observó los hechos y se masturbó pero no tocó a la chica.

Los hechos ocurrieron la noche del 29 de octubre de 2016 en una fiesta en una fábrica abandonada en el Camí de la Torre d'en Vinyes de Manresa, a la que acudieron los acusados y en la que había unas 20 personas, en su mayoría menores, según el relato del escrito de acusación de la Fiscalía.

fabrica manada manresa acn

La fábrica donde ocurrieron los hechos / ACN