La Guardia Civil, la Policía Nacional y la Agencia Tributaria han detenido a 47 personas por toda España por la importación, manipulación y venta de medicamentos sin control sanitario, principalmente para la disfunción eréctil. Traían desde Malasia grandes cantidades de fármacos y les hacían pasar por alimentos naturales.

Hay detenidos en quince demarcaciones. El jefe del grupo ha sido arrestado en Dubái, donde se escondía con tres órdenes internacionales de detención en vigor. Se han hecho doce registros domiciliarios, 55 inspecciones en locales de venta y se han bloqueado 59 páginas web y 39 cuentas bancarias. Los productos, una vez manipulados, se vendían en locales como gimnasios, herbolarios, sex shops o a través de internet.

Desde Malasia en toda España

La investigación empezó hace más de un año a través de una denuncia anónima. A partir de entonces se empezaron a seguir diferentes envíos aduaneros procedentes de Malasia. En concreto, este grupo importaba fármacos en grandes cantidades siempre declarándolos como complementos alimentarios y plantas naturales. Los vendía después como vigorizantes 100% naturales, pero en realidad eran medicamentos como el Tadalafil y el Sildenafil, vasodilatadores destinados al tratamiento de la disfunción eréctil.

En este operativo han participado más de 400 agentes de los tres cuerpos, coordinados por el juzgado de instrucción número 8 de Alicante. Las detenciones se produjeron por delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal, estafa, contrabando y blanqueo de capitales.