Una mujer que ha vivido como vegetariana durante 10 años probó la carne cuando estaba embarazada del tercer hijo y le ha gustado tanto que se ha convertido en carnicera.

Tammi Jonas, de 49 años, se hizo vegetariana en los años setenta después de leer el popular libro de Peter Singer Animal Liberation, que le impactó mucho al conocer el tratamiento de los animales de granja.

"Me sentí saludable porque di al cuerpo lo que necesitaba"

 

Durante una década se comprometió con una dieta vegetariana, pero no fue hasta que quedó embarazada por tercera vez con 30 años que todo cambió. "Había estado embarazada dos veces antes, pero esta tercera vez era diferente, porque estaba muy anémica", ha explicado a Daily Mail Australia.

Después de comer una hamburguesa, la madre de tres hijos quedó enganchada. "Me sentí más saludable porque estaba dando al cuerpo lo que necesitaba", ha dicho. "Pero tuve cuidado de donde provenía mi carne", ha añadido.

Ha construido una granja y regenta una carnicería

 

Procedente de una familia de ganaderos en Oregón antes de emigrar a Australia, la Sra. Jonas ha construido una granja y regenta una carnicería para que los consumidores tengan la opción de escoger opciones éticas.

Expone que en la granja no usan productos químicos nocivos durante las prácticas agrícolas y que los animales viven como si no estuvieran en una granja. "Algunas personas trazan una línea ética más allá afirmando que matar es malo, pero no creo que matar a un animal para consumirlo no sea ético si ha tenido una buena vida."

Tammi Jones

La Sra. Jonas ha construido una granja y regenta una carnicería