La Guardia Civil ha dado por concluida la operación Crótalo, un operativo puesto en marcha el miércoles y que empezó con el registro de unos pisos junto al palacio de Marivent, la residencia estival del rey Felipe VI en Mallorca.

El cuerpo considera desarticulada la estructura, una auténtica multinacional que proveía de droga a las Baleares, con las 12 detenciones realizadas en las islas pero también en Madrid y Barcelona. En total, se han hecho 12 registros y se ha desmantelado un laboratorio de preparación de cocaína en la localidad mallorquina de Lloseta.

La banda utilizaba camiones para mover la droga

En los registros, los agentes han confiscado tres kilos y medio de cocaína, gran cantidad de productos para cortarla, 16.200 euros, 560 dólares y 200 libras esterlinas, una tractora de camión que se utilizaba para el transporte de la droga y tres coches, según el balance de la Guardia Civil. A la organización delictiva la componían dos subgrupos dedicados a la introducción de notorias cantidades de cocaína a España para su posterior distribución en la isla de Mallorca.

Los 12 registros de esta semana se han llevado a cabo en las localidades de Marratxí, Lloseta, Cala Ratjada y Palma, en Mallorca. También se hicieron a Catalunya, concretamente en Vic y en Cornellà de Llobregat, y en Majadahonda, en Madrid. En Lloseta, además, está donde se desmanteló el laboratorio de cocaína, oculto en el sótano de una vivienda.

Un año y medio de investigación

Las investigaciones se iniciaron al principio de 2018 en Mallorca, cuando se detectó en un grupo de personas de nacionalidades a española, colombiana y dominicana que se dedicaban a introducir importantes cantidades de cocaína en la isla. Ocultaban la droga en el interior de camiones que realizan rutas comerciales marítimas desde la península en las Baleares.

Los agentes consiguieron identificar a los presuntos responsables de la introducción de la droga a España desde Colombia. Para eso ocultaban partidas de cocaína en el interior de contenedores que, desde los puertos de la costa del Atlántico en Colombia, tenían como destino España.

Un lote de 80 kilos de cocaína pura con destino Mallorca

A principios de julio, la Guardia Civil intervino un kilo de cocaína en la localidad de Puerto de Alcúdia, que acababa de ser entregado a su portador por el conductor de un camión llegado aquella misma mañana a la isla, desde la península, en un ferri. Siguiendo con la línea de distribución de la sustancia estupefaciente se ha podido vincular a la organización desarticulada con una confiscación de 80 kilos de cocaína, al principio de junio, en el puerto de Buenaventura, en Colombia.

La operación ha sido dirigida por el Equipo Contra el Crimen Organizado de las Baleares y el Equipo de la Policía Judicial de Algaida con apoyo de la Agrupación de reserva y Seguridad de la Guardia Civil, unidades de Seguridad Ciudadana y el Servicio Cinológico de las Comandancias de la Guardia Civil de las Baleares, Madrid y Barcelona.