"Croquetas", "empanadillas", "tirado a la basura"... las teorías sobre qué hizo la presunta asesina, María Carmen, con el cuerpo de su marido, Jesús María, sigue siendo una de las incógnitas que ocupa las conversaciones del pueblo de Castro Urdiales. Mientras algunos vecinos todavía tienen ganas de hablar, muchos ya empiezan a estar cansados de lo que solo consideran "mentiras" y "chismorreos".

La teoría de la comida casera

Una de las teorías más sonadas es que la mujer había estado repartiendo comida casera como croquetas o empanadas entre los vecinos durante los meses posteriores a la desaparición del marido, dejando entrever que, quizás, esta comida no se había elaborado con la "carne habitual" que consumimos. Una idea que se hizo famosa cuando varias vecinas lo explicaron a El Programa de Ana Rosa.

En la zona nadie confirma abiertamente que comiera de estos alimentos. La mayoría de vecinos sí que afirman tener "un amigo que las comió" y que, en su momento, había señalado que estaban "muy ricas". Incluso, hay quien afirma que la mujer las habría llevado a los bares habituales de su barrio y a la "Casa de Andalucía", donde ella iba a menudo a bailar.

Sin embargo, hay otros vecinos de la zona que lo han desmentido y consideran que la gente "es muy cotilla" y sólo "hablan para decir estupideces". Así lo han afirmado varios vecinos a ElCaso.com.

paseo castro urdiales Nuria TorrentsCastro Urdiales intenta volver a la normalidad después del alboroto de los últimos días / N. T.

Algunos vecinos de la zona se han permitido bromear y han explicado que en los últimos días entre sus móviles han circulado numerosos memes, bromas expresadas en imágenes, para sacarle hierro al asunto.

mem croquetes castro urdiales

"Meme" que circula entre los móviles de los vecinos de Castro Urdiales

Continúan buscando el resto del cuerpo

La Guardia Civil continúa buscando el resto del cuerpo de la víctima. Hace días buscó en el vertedero de Meruelo siguiendo la pista que les dio la señora de la limpieza, pero finalmente lo descartó ya que la basura que llega allí se separa por reciclarla, en lo que hace prácticamente imposible que si hubiera llegado el cuerpo allí no se hubiera detectado.

La policía investiga unos terrenos de 1.000 metros cuadrados propietario de la víctima, aunque el primo de sangre de Jesús no cree que la policía encuentre nada. Asegura que en los últimos meses no ha habido movimientos de tierra y que la mujer detenida no conocía el lugar exacto donde se encuentra el terrreno.