Las monedas de dos euros pueden valer una fortuna, pero no sólo se puede hacer el agosto con las monedas actuales. Hay pesetas, de las antiguas, que son auténticos tesoros y que pueden llegar a valer 20.000 euros.

El día 1 de enero de 1999 España inició la transición hacia el cambio de moneda. La peseta quedaba atrás y el euro, como en el resto de la Unión Europea, pasaba a ser la nueva moneda única.

Monedas de antiguas pesetas que tienen mucho valor

El 1 de marzo de 2002 definitivamente se retiraron las pesetas y quedaron sólo como un objeto de coleccionista que se podía guardar o que se podía cambiar, por su valor nominal, en el Banco de España —hasta el 31 de diciembre de 2020, a partir de entonces ya no se podrá hacer más. És un buen momento para cambiar los billetes de las antiguas pesetas al Banco de España.

Pero las monedas poco a poco han ido ganando valor y algunas de aquellas pesetas pueden llegar a valer grandes fortunas.

¿Cómo saber por cuánto se pueden vender?

Mucha gente guarda alguna cajita por casa con monedas y billetes antiguos: algunas de estas piezas pueden valer entre 10, 500 o 20.000 euros, según la tirada y el valor que los coleccionistas les han ido dando. Son miles de páginas de foros donde se negocian los precios de estas monedas y billetes antiguos.

Antiguas Pesetas Valor

Las antiguas pesetas pueden valer miles de euros: sólo hay que buscar en la caja de objetos antiguos.

En total hay, según el Banco de España, 1.605 millones de euros que no han sido recuperados y que la gente todavía guarda en pesetas —con valor nominal, es decir, lo que marca la misma moneda.

¿Qué monedas pueden valer una fortuna?

Según varias páginas de compraventa de productos de coleccionismo, hay algunas monedas que pueden valer mucho dinero. Es el caso de una peseta de 1987, que fue acuñada con motivo de la III Exposición Nacional de Numismática y que tiene un valor en el mercado del coleccionista de 145 euros. El mismo precio puede valer una moneda de 100 pesetas de 1983, las conocidas como de 20 duros, que han adquirido mucho valor, concretamente las de 1983. Se dejaron de hacer, pero también había monedas de 50 pesetas que pueden tener un valor de 50 euros actualmente, sobre todo las de 1984.

Las típicas monedas con un agujero en el medio, las de 5 duros, 25 pesetas, también pueden tener un gran valor. Cada año se iban haciendo tiradas dedicadas a los diversos puntos de España. El año 1995 hicieron unas dedicadas a Castilla y León que pueden llegar a valer 100 euros la pieza. Los coleccionistas también buscan como locos una moneda de 1966 que tiene el palo del 9 recto, a diferencia de las otras monedas, por un error, y que puede llegar a venderse por 400 euros.

Moneda 5Duros Pesetas

Una sola moneda puede llegar a comprarse por 20.000 euros.

Hay una moneda de una peseta de 1947 que puede llegar a valer 1.400 euros, que lleva el retrato del dictador Franco en una de las caras, y unas de 2,5 pesetas, de 1953 o 1968, que pueden llegar a pagarse a 1.700 euros. La moneda estrella es el duro. Entre 1949 y 1952 se hicieron tiradas de estas monedas que se pueden llegar a comprar por 20.000 euros.

Descubrir un tesoro

Abrir una de las cajas de monedas que hay en la buhardilla de casa y encontrar una moneda de estas, de las más buscadas por los coleccionistas, nos puede arreglar la vida. La probabilidad de encontrar una pieza de gran valor para los coleccionistas escondida entre libros y cosas antiguas es más alta que la de ganar la lotería, seguramente.

Igualmente, desde páginas web de coleccionistas se recomienda siempre hablar con profesionales del sector antes de "mal vender" una pieza que puede tener un gran valor histórico y económico. Empieza la búsqueda del tesoro.