La Policía Nacional ha detenido a tres mujeres que intentaban introducir ilegalmente en España a un bebé con 11.000 euros escondidos en los pañales. Fueron interceptadas en un control rutinario de coches en Melilla cuando trataban de coger un barco con destino a Almería.

El bebé está en un centro de menores hasta que se descubra quienes son sus padres

Una de las mujeres afirmó que era la madre del bebé y enseñó a la policía el pasaporte y la tarjeta de identidad francesa. La policía, sin embargo, se dio cuenta de que la documentación del bebé era falsa y que en realidad correspondía a otro menor de tres años. Las otras dos mujeres que iban en el coche afirmaron entonces que la madre del pequeño era una hermana de ellas y reconocieron que querían llegar a España para "vivir una vida mejor".

El bebé ha ingresado al bebé en un centro de protección de menores de Melilla hasta que se descubra quiénes son sus padres. Las tres mujeres han sido detenidas y también se ha intervenido el dinero que llevaba el pequeño.