Las pruebas de ADN han confirmado que los restos de huesos encontrados en el vertedero de Zaldibar (Vizcaya) son de Alberto Sololuze, uno de los dos trabajadores que desaparecieron cuando se derrumbó el vertedero seis meses atrás.

La peor de las hipótesis

Sololuze estaba en su horario de trabajo cuando se produjo el terrible accidente y han encontrado los restos de su cuerpo y objetos personales en la zona del vertedero donde trabajaba habitualmente.

Aunque el forense Paco Etxeberria dijo que tendrían los resultados de la prueba a finales de semana, ya se ha confirmado la peor de las hipótesis: los huesos encontrados pertenecen a Alberto Sololuze, según informa el Departamento de Seguridad.

Alberto Sololuze / Twitter: @MediabaskInfo

Alberto Sololuze murió por culpa del hundimiento del vertedero / Twitter: @MediabaskInfo

Desastre medioambiental

Así pues, todavía falta por localizar el cuerpo de Joaquín Beltrán, que es el otro trabajador que desapareció cuando se derrumbó el vertedero de Zaldibar.

Este accidente laboral, además de provocar la muerte a dos hombres, también ha supuesto un terrible desastre medioambiental en Vizcaya.

Vertedero / Twitter: @jotabe1963

El vertedero de Zaldibar no cumplía con los protocolos de seguridad y por eso se produjo el accidente / Twitter: @jotabe1963

Amianto

La empresa Verter Recycling no cumplía con los protocolos de seguridad correspondientes y hacía mucho tiempo que los vecinos del pueblo se estaban quejando de este hecho.

Además, la búsqueda de los dos hombres desaparecidos no ha sido la que todo el mundo esperaba, ya que la tuvieron que paralizarla durante un tiempo porque había amianto en el vertedero, que es un mineral muy tóxico para los seres humanos.