El Departamento de la Policía de Pineville, en el estado de Carolina del Norte (EE.UU.), ha arrestado a un hombre y a una mujer acusados de tráfico humano por someter sexualmente a una mujer estadounidense.

Además, los acusados vejaron a la víctima frente a sus dos hijos, que también fueron sometidos a agresiones, aunque no sufrieron abusos sexuales.

La mujer fue retenida en dos hoteles ubicados en el pueblo de Pineville, a unos 25 kilómetros de la ciudad de Charlotte. "En ambos lugares, los sujetos arrestados llevaron a cabo actos de violencia indescriptibles contra la víctima", explican los agentes de seguridad.

La mujer fue forzada a tener relaciones con hombres al azar

 

En particular, la mujer "fue forzada a tener relaciones sexuales con hombres al azar" y "castigada física y mentalmente si no cumplía con una determinada cuota financiera". Según el comunicado, la víctima fue golpeada con un cinturón, ahogada en un baño y quemada con una percha caliente. Sus hijos también fueron ocasionalmente golpeados con un cinturón.

Uno de los detenidos, Thomas Antoine Miller, de 26 años, actualmente permanece en la cárcel del condado de Mecklenburg, acusado de tráfico humano, servidumbre sexual, estrangulamiento y asalto a un niño menor de 12 años, entre otros. Shakeeta Lasha Adams, de 25 años, ha sido acusada de asalto y permanece libre bajo fianza.