Un toro ha sembrado el pánico por las calles de Algemesí (Valencia). El animal logró escaparse de la plaza y campó a sus anchas por la localidad durante casi una hora dejando tres heridos hasta que tuvo que ser abatido de cinco disparos por agentes de la Policía Local, que lograron acorralarlo.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 19.15 horas de este sábado, durante las novilladas que se celebran durante nueve días en el municipio valenciano. Dos toros rompían la manga con la que los estaban conduciendo de vuelta a los corrales y se escapaban de la plaza accediendo a las calles de Algemesí.

Uno de los animales era localizado rápidamente y trasladado en un camión al corral. Sin embargo, el otro toro estuvo casi una hora campando a sus anchas por el núcleo urbano de la población dejando a su paso tres heridos, entre ellos una vecina que ha sido trasladada a un centro hospitalario, sin que se conozca el alcance ni la gravedad del percance.

La persecución se ha alargado hasta que los agentes de la Policía Local han logrado acorralar al novillo en la mota de un río, a la altura del parque de Salvador Castell. Una vez sin escapatoria, los efectivos han abatido al toro con cinco disparos.