La policía tailandesa ha abatido a tiros al soldado que ha causado una terrible matanza que se ha cobrado la vida de 27 personas en un centro comercial de la ciudad de Nakhon Ratchasima. Después de horas de confrontación y de atrincheramiento, finalmente el asesino ha sido muerto por las autoridades.

El primer ministro de Tailandia, Pray Chan-ocha, ha confirmado que 27 personas han muerto por el ataque, entre ellos el asaltante. Más de medio centenar han resultado heridas, entre las cuales ocho están muy graves y 25 ya han recibido el alta.

Tirador experto

Poco después de empezar la matanza la policía ha podido saber que el asesino era un soldado de nombre Jakrapanth Thomma. El hombre, de 32 años, era un experto tirador con varias medallas en competiciones militares. Para llevar a cabo el ataque entró a robar en una base militar y llevaba seis armas de fuego (entre las cuales una M-60), además de munición y dos granadas.

Después de robar las armas, el hombre condujo hasta el centro comercial, donde empezó a disparar de forma indiscriminada contra las personas que estaban en el centro comercial. Antes, sin embargo, había disparado contra su superior y unos compañeros.

Abatido en un supermercado

El asesino ha sido abatido en un supermercado del centro comercial que solo tenía una vía de acceso en la planta inferior del edificio. Las autoridades han conseguido entrar en las instalaciones y liberar centenares de rehenes mientras avanzaban para llegar hasta el atacante.

Una vez la policía ha podido abatir al hombre, las autoridades sanitarias se han movilizado hasta la zona y han empezado a atender a las víctimas. Los hospitales se han preparado para la llegada de heridos y se ha pedido la colaboración ciudadana para dar sangre.

Todo retransmitido por Facebook

Thomma retransmitió por Facebook el terrible crimen, asegurando que buscaba "venganza". A medida que iba avanzando con sus matanzas, lo iba comentando a su perfil.

Algunas publicaciones incluían 'emojis' de carcajadas, pero dos horas después del accidente la red social ha eliminado su perfil. Unas horas antes ha publicado un mensaje que decía "la muerte es inevitable para todo el mundo", junto con una foto que la enseña cogiendo una pistola.