El presunto autor de la puñalada mortal a una joven de 26 años el 4 de septiembre pasado en una discoteca del Puerto Olímpico de Barcelona se ha suicidado esta noche cuando estaba a punto de ser detenido en una operación de los Mossos d'Esquadra.

La policía lo buscaba por el barrio de Sant Roc de Badalona, donde parece que residía, y en los últimos días habían conseguido situarlo en un domicilio de la calle Cáceres. Otras informaciones apuntan que el hombre se habría podido quitar la vida de un tiro, adelanta El Mundo. La policía había desplegado un operativo importante en la zona para detener al presunto homicida. Parece que cuando se ha disparado, hacia las diez de la noche, no había ningún policía dentro del piso.

El chico se habría disparado un tiro al ser descubierto por los Mossos

 

Hay que recordar que el hombre estaba buscado desde el 4 de septiembre, cuando habría apuñalado a Sara, una joven de 26 años, en un local de ocio nocturno del Puerto Olímpico a la cual previamente le había intentado robar el móvil. La chica lo denunció al personal de seguridad del local, que expulsaron al individuo y a otro hombre que lo acompañaba. En el transcurso de la disputa, ya en la puerta del local, uno de los dos apuñaló primero a un efectivo de la seguridad privada del establecimiento y después a la chica, que acabó muriendo horas más tarde en un hospital.

Los dos hombres huyeron del lugar de los hechos, aunque la escena había quedado grabada por las cámaras de seguridad del local. Pocos días más tarde, el hombre que acompañaba al presunto homicida se entregó a los Mossos d'Esquadra.

ACN

Familiares y amigos de la chica muerta en el Puerto Olímpico de Barcelona, abrazándose durante un acto de homenaje / ACN