Las Kellys de Lanzarote y la Plataforma Feminista 8M han denunciado en un comunicado la doble humillación a que se ha visto sometida una trabajadora. La joven, de 20 años, sufrió un intento de violación y sus superiores la obligaron a seguir trabajando. 

"No la creyeron", explica la plataforma feminista

 

La camarera sufrió el intento de agresión sexual mientras limpiaba la habitación del agresor. Después de un forcejeo consiguió huir y pedir ayuda a sus superiores en el hotel, quienes no llamaron ni al a policía ni a ningún médico. Al contrario, le asignaron más trabajo cerca de la habitación donde tuvo lugar el delito. Se trata de una de las diez cadenas hoteleras "más excelentes del mundo", según TripAdvisor

"No la creyeron", recoge el comunicado. "La joven llamó a su familia, se interpuso una denuncia y el agresor tuvo un juicio rápido. Familia, policía y juez sí la creyeron", continúa explicando la plataforma. "Es inadmisible que un hecho así suceda en un gran hotel que por ley debe contemplar un plan de Igualdad", concluye el escrito.