Varios niños y adultos han sido intoxicados al consumir un pastel de marihuana durante una fiesta escolar. La tarta fue encargada a una pastelería de la localidad.

En una fiesta escolar

Este viernes, se celebró una fiesta escolar en la escuela Eskasoni, en Canadá. Durante la celebración, se sirvió un pastel, encargado a una pastelería de la localidad, del que tanto adultos como niños comieron. 

No obstante, al cabo de unas horas, algunas personas empezaron a sentirse mal y fueron al hospital. Allí, les confirmaron que estaban intoxicados con THC, el principal elemento que conforma la marihuana, según informa CBC. 

Pálida y sudando

Una de las personas afectadas fue una niña de 8 años, cuya madre, Kate Augustine, ha explicado como vivió esos momentos: "Sudaba y estaba pálida. Le pregunté que le pasaba y ella me dijo que estaba cansada y que le dolían los ojos", ha dicho. Pensando que se trataba de una gripe o un simple empacho, la madre envió a la niña a la cama, pero "al día siguiente, seguía atontada".

Fue entonces cuando el padre de unos niños de la escuela le contó lo que había sucedido. Augustine llevó a sus hijos al hospital, donde la niña dio positivo en THC. Esta madre dice que aunque está feliz de que no fuera nada grave, también está muy enfadada: "Estoy terriblemente enojada y me duele que esto haya sucedido", ha contado.

Investigan si fue a propósito

La escuela Eskasoni ha pedido perdón por lo sucedido y piden a los "afectados por este lamentable evento" a ver a un médico si es necesario y tirar cualquier comida de la fiesta que se llevaran a sus casas.

Leroy Denny, el director de la escuela, ha expresado que "nuestra principal preocupación es la salud y la seguridad de estos niños. Me alegra que todos estén bien, pero fue un susto".

Ahora, la Gendarmería Real de Canadá (GRC) investiga si todo el asunto fue un error o la tienda envió la tarta con THC a propósito.