Los militares españoles desplegados en la frontera entre España y Francia en el marco de la operación Balmis contra el coronavirus han inventado un recurso para poder hacer sus necesidades mientras luchan contra la pandemia.

Recurso improvisado

Los regimiento de Infanteria América 66 del Ejército de Tierra, encargado de vigilar la frontera por vía terrestre, ha utilizado sillas con agujeros y bolsas de basura para utilizarlas como inodoros, según ha publicado, con una foto como prueba, el periódico digital Vozpópuli.

El invento ha surgido después de saber que no dispondrían de un urinario químico transportable, hecho que ha provocado las quejas de algunos efectivos. Algunas organizaciones vinculadas al ejército han denunciado la situación en el Ministerio de Defensa, por la falta de recursos para los militares que luchan contra el coronavirus.

sillasvozpopuli

Urinarios improvisados hechos con sillas / Vozpópuli

Operación Ahueques contra el virus

El ejército, dividido en varios pelotones, se encuentra vigilando todas las fronteras de España desde que empezó la crisis sanitaria. A través de esta medida se quiere liberar a los agentes de Guardia Civil y Policía Nacional para destinarlos a hacer cumplir las restricciones del estado de alarma en las calles de España.

La Asociación de Tropa y Marinería Española ha recibido denuncias anónimas de algunos de los militar que se quejan de la falta de recursos. Según el Ministerio de Defensa son 7.780 los efectivos destinados en la Operación Balmis, desplegados en 232 localidades de España.