La Guardia Civil ha detenido a un hombre por presuntamente haber intentado violar a una chica en Lebrija, en Sevilla, durante la Semana Santa. La prueba clave para localizarlo ha sido una grabación de una cámara de seguridad de la Policía Local de Lebrija, donde se lo puede ver con el pene en la mano antes de asaltar a su víctima.

Sobre las 5.30 horas de la madrugada del Jueves Santo, el hombre, que vive en Salamanca pero que pasaba las vacaciones en el municipio sevillano, empezó a perseguir a una chica joven que acababa de salir de un bar e iba hacia su casa. La víctima se dio cuenta de que la seguía el supuesto agresor, ya con los genitales a la vista, y empezó a correr.

El hombre, sin embargo, la interceptó y la chica se acabó cayendo al suelo. La joven pudo resistirse y huyó pidiendo auxilio. Ante los gritos de la chica, el agresor se marchó corriendo.

Pillado por las cámaras de seguridad de la policía local

La chica denunció los hechos y la Guardia Civil abrió una investigación. Fue entonces cuando se descubrió que las cámaras de tráfico de la policía local de Lebrija y otras cámaras de seguridad de comercios de la zona habían captado uno de los momentos en que el hombre supuestamente perseguía a su víctima con el pene fuera.

El presunto agresor está casado con una mujer del mismo pueblo que la víctima y tiene una hija pequeña. Además, según El Español, el hombre intentó agredir a otra chica durante las mismas vacaciones de Semana Santa, de nuevo sin éxito, y también había sido denunciado por hechos parecidos cuando tenía 19 años.