Un hombre de 37 años de Bilbao ha sido detenido después de haber secuestrado durante varios días su expareja y de haberla sometido a vejaciones, insultos, agresiones físicas y, también, haberla obligado a mantener relaciones sexuales sin consentimiento.

El hombre asaltó su expareja por la calle el sábado pasado, y la llevó a su casa. La tuvo hasta el jueves retenida contra su voluntad y haciendo uso de la fuerza: durante estos cinco días, la chica sufrió varias vejaciones, insultos, amenazas y agresiones físicas. Además, también lo habría obligado a mantener relaciones sexuales sin su consentimiento.

El secuestro duró hasta este jueves por la tarde, cuando la mujer aseguró que se encontraba mal y el hombre accedió a llevarla a las urgencias de un hospital de Bilbao. Una vez en el hospital, la mujer explicó la situación a los médicos y la Ertzaintza se presentó para identificar al presunto agresor y empezar una investigación.

Agresión a la policía e intento de fuga

Cuando la policía pidió la documentación al hombre, intentó dar datos falsos. Al ver que no daba resultado, agredió a uno de los policías e intentó huir corriente, pero lo pudieron parar y acabó detenido. La mujer, mientras tanto, fue atendida en el hospital por varias lesiones.

Posteriormente, se pudo comprobar que el hombre tenía una orden de alejamiento hacia la mujer y varias órdenes de detención emitidas por juzgados de Bilbao y de Ibiza. El presunto agresor fue detenido y ha sido puesto a disposición judicial.