Sandra (39 años), Alba (27 años) y Elena (58 años) son los nombres y las caras de la tragedia de Valga, en Pontevedra. Han sido asesinadas por su exmarido, excuñado y exyerno a tiros en la finca donde vivía la expareja de él y sus hijos.

José Luis Abet Lafuente, de 45 años, hacía años que estaba divorciado de Sandra y ya había tenido algunos episodios de violencia pero este lunes a primera hora de la mañana ha matado a sangre fría a las tres mujeres delante de sus hijos de 4 y 7 años. El pueblo de Valga todavía no se lo cree.

A tiros delante de sus hijos

El hombre se ha presentado en casa de ella a las ocho de la mañana cuando la mujer salía para acompañar a los hijos de la pareja al colegio. Cuando lo ha visto, ha ido a buscar a su madre y a su hermana y ha sido cuando él las ha asesinado. Primero ha disparado contra su expareja en el interior del coche y después ha disparado contra la madre y la hermana de ella. Los niños se han podido ir corriendo y se han escondido en casa de unos vecinos.

El escabroso crimen de Valga es un capítulo más de la lacra de la violencia machista. Hoy se ha llevado por delante la vida de tres mujeres: dos hermanas y su madre. Sandra, Alba y Elena.

Sandra: muy conocida y querida en el pueblo

Sandra trabajaba en una mediana empresa del mismo municipio, donde hacía diez años que era administrativa. Tal como detalla La Voz de Galicia, hoy la empresa está cerrada en señal de luto.

La mujer era muy vital, recuerdan los vecinos, que explican que Sandra participaba en muchas de las actividades que se hacían en el pueblo y que la "familia y el trabajo" eran dos de sus pilares vitales.

Alba: entusiasta y energética

La hermana pequeña de Sandra, Alba, también ha muerto en esta tragedia. Más joven que su hermana, cada día por la mañana, con su madre, iban a casa de Sandra. Ella es logopeda y había abierto una consulta en Pontecesures. Era una chica, según conocidos de ella que recogen varios medios locales, "entusiasta y energética, con muchas ideas y ganas de salir adelante".

La madre, Elena: una guerrera contra el cáncer

La madre, Elena, es una mujer que sus 58 años no han sido ni mucho menos fáciles. De joven estuvo exiliada en el extranjero buscando trabajo dejando a sus dos hijas a cargo de los abuelos.

Los últimos años no han sido mejores. Sufrió un cáncer de mama que pudo superar después de mucha lucha. Hoy todo se ha apagado. La vida de sus dos hijas y la de ella.