Los funcionarios de la prisión de Brieva (Ávila) han encontrado muerta a Rosario Porto en su celda, después de suicidarse. La mujer cumplía 18 años de condena por la muerte violenta de Asunta Basterra, la menor de 12 años que el matrimonio adoptó de China. Como reclusa, Rosario sufrió constantes depresiones e intentos suicidas durante los últimos años. Esta vez, desgraciadamente, el último intento ha sido fulminando: Rosario ha muerto colgada en su celda.

Rosario Porto intentó el suicidio en numerosas ocasiones

Después de dos intentos fallidos, Rosario Porto se ha suicidado. La mujer se ha colgado con un cinturón de tela que habría atado a las rejas de la ventana, según fuentes policiales. Los funcionarios, después de identificar su ausencia, han acudido a la celda de Rosario y la han encontrado muerta. Rápidamente, los trabajadores de la prisión han llamado al 112, pero de poco ha servido. Cuando han llegado los servicios de emergencia han certificado su defunción por suicidio.

Recientemente, a Rosario se le había activado el protocolo anti suicidio después de dos intentos fallidos. La primera vez se intentó suicidarse con un cordón en la ducha y, más adelante, mediante la ingesta de pastillas. Esta vez, desgraciadamente, Rosario ha muerto colgada en la celda y, aparentemente, ya hay indicios que se trata de un suicidio planificado.

Rosario Porto se ha suicidado en su celda / EFE

Rosario Porto se ha suicidado en su celda / EFE

Los funcionarios encuentran a Rosario Porto colgada en su celda

Rosario Porto fue condenada junto a su marido, Alfonso Basterra, a 18 años de cárcel por el asesinato de su hija adoptiva, Asunta Barrera. Rosario ha cumplido siete años en tres prisiones: Lama (Pontevedra), Teixeiro (la Coruña) y Brieva (Ávila). Desde que entró a prisión, la mujer ya contaba con numerosos intentos de suicidio, que finalmente ha acabado por culminar.