La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que depende del Ministerio de Sanidad, ha ordenado la retirada de dos cremas solares infantiles que ofrecían menos protección de la que prometían.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pidió, el pasado julio, que se retiraran las cremas "Isdin Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+" y la "Babaria Infantil Spray Protector SPF 50". Según la organización, la de Isdin solo ofrece protección media, y no muy alta; y la de Babaria tendría que estar etiquetada como SPF 30.

Una protección muy inferior

Después de la denuncia, la AEMPS realizó un tercer análisis en un laboratorio europeo. Esta nueva versión corroboró lo que decía la OCU: los valores de FPS eran inferiores a los del etiquetado de los productos.

Estas diferencias entre análisis, tal como indica la AEMPS, se pueden deber a las diferencias entre las dosis de radiación sometidas, los diferentes tipos de piel de las personas voluntarias a las cuales hicieron los ensayos o la facilidad que pueda tener la piel de enrojecerse.

Las empresas acordaron la retirada

Después de las conclusiones extraídas, las compañías, en acuerdo con la AEMPS, procedieron a retirar sus cremas del mercado.

Por su parte, desde Isdin aseguran que su producto es "completamente seguro" para la salud, informa El Mundo. La empresa planea lanzar una nueva formulación del producto que "supere las discrepancias de metodología de los laboratorios independientes".

No ha habido consecuencias graves

Desde Sanidad aseguran que no se han notificado incidentes por parte de los consumidores que utilizaron estas cremas solares.

Además, la organización ha reconocido la actitud colaboradora de las dos compañías, que retiraron sus productos de forma voluntaria. Al mismo tiempo, la AEMPS ha adelantado que ya se ha iniciado una campaña para controlar la eficacia y la coincidencia entre los protectores solares y su etiquetado.