Los Mossos d'Esquadra han resuelto cinco robos con fuerza dentro de habitaciones de hoteles de lujo en la ciudad de Barcelona. El ladrón sustraía artículos de lujo y dinero de las habitaciones haciéndose pasar por un familiar de las víctimas. El autor es un hombre de nacionalidad argelina de 35 años y esta en prisión preventiva en un centro penitenciario de Lausana (Suiza) por otros robos de similares características cometidos en aquel país.

Entre los robos que se han podido resolver hay el que sufrió una parte de la familia real de Qatar. Tuvo lugar el 29 de junio de este año cuando este hombre entró en la habitación de un hotel de Barcelona donde se alojaban miembros de la familia real de Qatar. El ladrón sustrajo objetos por valor de unos 40.000 euros, entre los cuales había un reloj de lujo, joyas y dinero.

Los robos resueltos se produjeron el verano del 2015 y en junio de 2019. Los investigadores han podido identificar al ladrón gracias a las cámaras de videovigilancia, además de otras gestiones de investigación.

Modus operandi: engañar a los trabajadores del hotel

En todos los robos el autor siguió el mismo modus operandi: seleccionaba a sus víctimas en torno a hoteles de lujo de la ciudad. El ladrón se esperaba a que se ausentara del hotel y se dirigía a la recepción del establecimiento. Entonces se hacía pasar por una persona del entorno de la víctima y se ganaba la confianza de los trabajadores a partir de técnicas de engaño. De esta manera conseguía un duplicado de la llave de la habitación y ya tenía libre acceso.

Colaboración internacional

La Unidad de Investigación del Eixample de Mossos ha podido identificar al autor de los robos gracias a la colaboración entre varios cuerpos policiales europeos. En este sentido han sido clave las imágenes de algunos de los robos que permitieron que se pudiera identificar su presunto autor.

Por eso fue clave que en un robo cometido en Zurich en el mes de julio llevara la misma ropa que en de los hechos investigados en Barcelona del pasado 29 de junio. El ladrón está en prisión preventiva en un centro penitenciario de Lausana a la espera de que se lo juzgue en Suiza y queda como investigado por los cinco robos con fuerza de Barcelona.