La Guardia Civil ha rescatado a un chico de 18 años que se perdió por culpa de la lluvia. Los agentes lo encontraron descalzo, herido y con síntomas de hipotermia.

Los hechos pasaron el sábado, a las 23.30 horas. El joven se perdió en el barranco del Zapatero en Granada, y dio una señal de socorro al servicio de Emergencias 112 de Andalucía.

Supieron dónde estaba por una llamada

Después de recibir la alerta, una patrulla de la policía lo fue a rescatar, pero no lo pudo localizar. La información que tenían los agentes era que el joven estaba en una zona comprendida entre los kilómetros 13 y 14 de la Carretera A-395 Granada-Sierra Nevada.

Al ver que no lo encontraban, los agentes se pusieron en contacto con el 112, que llamó de nuevo al chico. A continuación, la policía trianguló la llamada y consiguió delimitar que se encontraba entre la masía de Jesús de la Vall y el barranco del Zapatero.

Una búsqueda a pie

Los agentes recorrieron a pie la zona con el fin de encontrar al joven. Finalmente, lo localizaron en torno a las 1.30 horas de la madrugada.

Cuando lo encontraron, el chico tenía varias heridas, provocadas por las numerosas caídas que había sufrido. Tenía, además, signos de hipotermia, y había perdido un zapato en el barro mientras deambulaba.

Lo tuvieron que cargar

Los agentes tuvieron que cargar sobre sus hombros al joven, que por sus heridas no podía caminar. Una vez llegaron al coche patrulla, lo trasladaron al centro de salud de La Zubia para que le curaran las heridas.

El joven estaba haciendo una comida de hermandad

El chico es un estudiante que, junto con otros compañeros, estaba haciendo una comida de hermandad en el Llano de la Perdiz. En torno a las 21.00 horas se marchó solo, empezó a caminar y acabó en la mitad de la montaña, donde se desorientó.

Finalmente, una vez curado, los agentes lo volvieron a llevar al Colegio Mayor de Granada donde actualmente reside.