El dispositivo de rescate ha recuperado este martes el cuerpo de David Garcia, uno de los dos ocupantes de la avioneta del Aeroclub de Reus que se precipitó al mar el 3 de noviembre cuando cubría el trayecto entre Ibiza y la capital del Baix Camp. Durante la actuación también se han reflotado los restos de la aeronave, que se encontraba a 113 metros de profundidad.

Encuentran el cuerpo de David García, uno de los pilotos del accidente del Delta

Los efectivos de rescate se desplegaron en la zona el 13 de noviembre y, después de varios intentos fallidos, este martes han incorporado a los trabajos un robot submarino -ROV Comanche- especializado en rescates de alta complejidad. El utensilio, llegado expresamente desde Galicia, se ha acoplado a la patrullera a Clara Campoamor de Salvamento Marítimo y ha permitido culminar con éxito la compleja operación.

En el operativo de rescate del cuerpo y del aparato también han intervenido submarinistas del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, además de la patrullera Riu Francolí y efectivos de la policía judicial.

JetPhotos EC HCA

Imagen del avión del Aeroclub de Reus EC-HCA que cayó al mar el pasado 3 de noviembre haciendo el trayecto entre Ibiza y Reus/ FlightRadar.com

El cuerpo ha sido llevado hasta la marina de Sant Carles de la Ràpita

Hacia las diez de la noche la patrullera ha desembarcado el cuerpo de la víctima en la marina de Sant Carles de la Ràpita, en medio de un amplio despliegue de la Guardia Civil. La jueza del juzgado de instrucción número 1 de Amposta y la médico forense han hecho el levantamiento del cadáver. Una furgoneta funeraria se ha llevado los restos mortales, mientras los submarinistas recogían los utensilios de inmersión.

Por otra parte, la patrullera de Salvamento Marítimo ha remolcado los restos de la avioneta accidentada en alta mar y está previsto que los traslade a tierra firme en las próximas horas. Posiblemente, el aparato se desembarcará en el muelle de Andalucía del puerto de Tarragona a primera hora de este miércoles.

El avión cayó volando de Ibiza a Reus

El radar perdió el rastro de la avioneta, un Piper Seneca con matrícula EC-HCA, el 3 de noviembre a las 18:55 horas, a unas 30 millas náuticas del delta del Ebro, cuando volaba de Ibiza a Reus.

El 11 de noviembre unos pescadores encontraron en aguas de Castellón el cuerpo de uno de los dos ocupantes, Marc Francesch, un conocido empresario del sector del camping en la Costa Daurada y presidente de JxCat en Torredembarra.

Un operativo de gran dificultad

Posteriormente, la armada española consiguió grabar imágenes de la avioneta y confirmó que el otro ocupante, David Garcia, se encontraba dentro del aparato sumergido en el fondo marino. Garcia era Mosso d'Esquadra y estaba destinado a la comisaría de Cambrils, donde formó parte de la candidatura JuntsxCambrils del año 2019.

El 13 de noviembre la Guardia Civil anunció el inicio del dispositivo de rescate, con base en el puerto de Sant Carles de la Ràpita. Los responsables del instituto armado adelantaron que se estudiaría la opción de acceder al punto con submarinistas o con robots.

El aparato se encontraba sobre un fondo marino arenoso y sin dificultades añadidas, pero el gran handicap de la actuación ha sido la gran profundidad a la cual han tenido que trabajar los submarinistas.

Marc Francesch / Cedida

El 11 de noviembre unos pescadores encontraron en aguas de Castellón el cuerpo de uno de los dos pilotos, Marc Francesch / Cedida

El mal tiempo obligó a detener la operación de rescate del cuerpo y la avioneta

Además, el mal tiempo obligó a interrumpir el dispositivo viernes pasado. Finalmente, los trabajos se han podido reanudar con la participación del fuselaje de Salvamento Marítimo y del robot submarino ROV Comanche, que está equipado con sonars, cámaras de alta definición y brazos manipuladores.

Las diligencias están tuteladas por el juzgado de instrucción número 1 de Amposta, que es el competente vista la zona donde se encontraron los restos del aparato. La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil será la encargada de determinar las causas técnicas del siniestro.