Rebecca Patterson se ha sometido a una cirugía pionera para reemplazar su lengua con el músculo del brazo. Patterson tenía solo 38 años cuando le diagnosticaron cáncer de lengua en abril de 2018, poco después de comprometerse.

La mujer acudió al médico después de sentir dolor en la lengua durante ocho años y usar un parche blanco, informa el diario Nottinghamshire Live. Inicialmente le diagnosticaron candidiasis oral, pero tenía tanto dolor que apenas podía hablar o comer. Luego se hizo una biopsia y recibió la devastadora noticia.

Le extirparon los ganglios linfáticos derechos para que la lengua encajara

 

"Nunca estás preparado para escuchar la palabra cáncer. Me senté en la sala tratando de procesar lo que sucedía y pensando que iba a morir. No puedo tener cáncer, mi vida con mi prometido apenas está comenzando”, le dijo al médico.

Después del diagnóstico, Rebecca se sometió a once horas y media de cirugía en el Centro Médico Queen's en Nottingham. Los cirujanos le quitaron el lado derecho de la lengua y luego le quitaron la piel y una arteria del brazo izquierdo para construirle una nueva lengua.

El equipo de médicos también le extirpó los ganglios linfáticos derechos en el cuello y dos dientes posteriores para que la lengua encajara. "Mientras me recuperaba en el hospital, pasé por muchos altibajos. No pude hablar durante una semana y solo pude comunicarme escribiendo todo”, explica.

reconstrucción lengua brazo

Los cirujanos le sacaron el lado derecho de la lengua para contruirle una nueva

Ayuda psicológica

"No podía hacer nada de forma independiente y dependía de las enfermeras para lavarme, vestirme y moverme. Me sentía atrapada dentro de mi propio cuerpo”, añade.

La enfermera de Rebecca Macmillan la remitió al Servicio de Cáncer de Psicología Clínica con sede en el Hospital King's Mill para ayudarla con el apoyo emocional. Allí fue donde conoció a la psicóloga clínica de Macmillan, la Dra. Sanchia Biswas.

"El regreso del cáncer siempre estaba en mi cabeza, era mi mayor temor. Sanchia jugó un papel importante en ayudarme a recuperarme. La terapia podría no ser para todos, pero para mí realmente me ayudó a identificar los desencadenantes de mi pánico y cómo permitir que mis pensamientos inútiles vayan y vengan".