Los Mossos d'Esquadra, los Bomberos de la Generalitat y los Bomberos de Barcelona han reanudado a las siete y media de la mañana la búsqueda del bebé que el padre habría lanzado este martes al río a Sant Adrià de Besòs (Barcelona).

La búsqueda comprende una distancia de unos 800 metros

 

Los tres cuerpos de emergencia han llevado a cabo durante todo el miércoles un dispositivo amplio con unidades subacuáticas, caninos y el helicóptero que ha peinado el cauce y las zonas de caña, tanto desde tierra como desde el agua. También se ha buscado dentro del río.

La búsqueda comprende una distancia de unos 800 metros, desde la zona donde los testigos situarían al padre con el bebé hasta la desembocadura del río. También se ha rebajado el nivel de agua del metro cuarenta que presentaba hasta unos cuarenta centímetros.

efe

Los Mossos d'Esquadra y los Bomberos trabajan en un dispositivo de búsqueda / EFE

Detenido un menor de 16 años

Los Mossos han confirmado que hay un menor detenido que estaba previsto que pasara a disposición de la Fiscalía de Menores este mismo miércoles. El detenido sería el padre, de 16 años, que se habría dirigido a la comisaría este martes acompañado por su padre -el abuelo del bebé- para confesar que se había deshecho del hijo.

La intendente Estruch, subjefe de la comisaría de Badalona, ha explicado ante los medios de comunicación que el dispositivo de búsqueda empezó hacia media tarde del martes cuando recibieron un aviso al 112 según el cual una persona habría dejado a un bebé al río Besòs.

El dispositivo se amplió con unidades especializadas después de que otros testigos hubiesen corroborado la primera versión. El servicio de helicóptero de los Mossos d'Esquadra, con una luz potente, se añadió a la búsqueda, que se detuvo hacia las dos y media de la madrugada y se ha reanudado esta mañana con la salida del sol.

El padre se fue al bar

Mateo, un vecino de Sant Adrià de Besòs, ha explicado que hacia las seis de la tarde del martes estaba en el bar 'La Catalana', a pocos metros de la orilla del río donde se ha llevado a cabo el dispositivo de búsqueda. Según este vecino, mientras estaba en el bar entró en el local un joven que iba muy empapado y que dijo que unos chicos lo habían robado y lo querían pegar.

"Llamó a su padre porque no quería que llamáramos a nadie", ha añadido. "Después llegó su padre y se lo llevó". Al cabo de una hora, ha afirmado, "pudimos ver que llegaba la policía y después el helicóptero".

acn

El helicóptero de los Mossos d'Esquadra buscando el bebé abandonado al río Besòs / ACN

Internamiento cautelar en régimen cerrado

El magistrado de guardia de Menores ha acordado este miércoles por la noche medida cautelar de internamiento en régimen cerrado para el joven de dieciséis años detenido por la muerte de su hijo de pocos días que habría tirado al río.

El joven confesó el hecho a sus padres, abuelos de la criatura, que le convencieron para que se entregara a los Mossos. La decisión del juez admite recurso ante la Audiencia Provincial. Y, según establece la ley, se acuerda por seis meses que pueden ser prorrogables tres meses más. La Fiscalía considera los hechos provisionalmente como asesinato.