La vivienda del detenido este pasado fin de semana como presunto autor de la muerte de un hombre de 31 años durante un tiroteo en Pinos Puente (Granada) ha aparecido quemada esta madrugada, así como la de su hermana, sin que haya habido heridos dado que estaban vacías.

Según ha informado la Guardia Civil, ambas casas, que estaban deshabitadas desde que ocurrieron los hechos el sábado pasado, ardieron en torno a las 2.30 horas de esta madrugada sin que de momento se hayan registrado detenciones.

El entierro de la víctima se ha visto aplazado para que no se vea alterado por ningún acto violento

 

El detenido por el tiroteo, un vecino del municipio de 47 años, ha pasado esta mañana a disposición judicial, según las fuentes. El alcalde de la localidad, Francisco José García Ibáñez, ha indicado que la situación en el municipio es de "aparente calma", y ha hecho un llamamiento a la población en este sentido.

Aunque estaba previsto que el sepelio de la víctima tuviera lugar ayer tarde, finalmente se ha aplazado a esta mañana, según el alcalde, que ha confiado en que se mantenga la calma y no se vea alterada por ningún otro acto violento.

Según la Guardia Civil, hasta ayer domingo se mantuvo activo en Pinos Puente un dispositivo especial de protección para garantizar la seguridad en el municipio, donde esta mañana se mantiene la vigilancia con patrullas del puesto a modo de prevención.

Los hechos ocurrieron sobre las 15.30 horas del pasado sábado en la calle Capitán Casado de Pinos Puente, donde se produjo un intercambio de disparos con el resultado de un fallecido, un hombre de 31 años muy conocido en el municipio.