Un psiquiatra ha sido condenado a siete años de prisión por drogar a una de sus pacientes para abusar de ella durante cuatro años. La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife considera a Antonio Asín culpable de un delito continuado de abusos sexuales y le inhabilita para ejercer como terapeuta durante tres años. Además, el hombre no podrá acercarse a la víctima y deberá indemnizarla con 20.000 euros.

Trastorno alimenticio

Según informa La Provincia, la paciente acudió por primera vez a la consulta de Asín en Santa Cruz de Tenerife el 1 de junio de 2005. La mujer padecía un trastorno alimenticio y desde esa fecha hasta abril de 2014 estuvo en manos del médico, que la trató "con pauta farmacológica, sesiones de psicoterapia y consultas de seguimiento que generaron un intenso vínculo terapéutico".

Los abusos tuvieron lugar de forma continuada entre 2011 y 2014. El psiquiatra -prevaliéndose del "delicado estado mental y debilidad emocional" de la víctima- sometía a su paciente a un fuerte tratamiento farmacológico que mermaba de forma considerable su capacidad de decisión. En algunas de las sesiones, el médico incluso llegó a suministrarle un medicamento cuyo principio activo es la ketamina, provocándole un estado de inconsciencia y desconexión, recoge el mismo medio.

Consentimiento

Según argumentaron durante el juicio tanto la fiscalía como la acusación particular, Asín le suministró drogas durante cuatro años para "aprovecharse de ella" y el consentimiento de dichos abusos se obtuvo por "prevalimiento", ya que el médico usó su ascendencia y superioridad para imponer sus deseos. El psiquiatra deberá ahora cumplir una condena de siete años de prisión e indemnizar a la víctima con 20.000 euros.