El caso del presunto intento de asesinato de Josep Maria Mainat sigue avanzando. Las diligencias judiciales que se van haciendo, algunas a petición de las partes o de la policía, van haciendo liar todavía más un caso que se ha convertido a partes iguales entre mediático y rocambolesco.

La última novedad que se ha conocido de este caso es que la defensa del famoso productor televisivo y excantante de La Trinca pidió hacer una prueba forense a su pareja Angela Dobrowolski para saber si era consumidora de drogas. Lo ha pedido en el proceso de divorcio, que lleva un juzgado de lo social de la ciudad de Barcelona.

Prueba para saber si Mainat y Dobrowolski se drogaban

El juez que lleva el caso de la separación autorizó su realización y obligó a Angela a someterse a la prueba. La mujer, que está en prisión provisional desde que fue detenida intentando asaltar la casa de Mainat -ya lo había probado varias veces, y fue pillada un par de veces saltando y sin cumplir la orden de alejamiento-, tuvo que dejarse arrancar un pelo con el fin de hacer la prueba.

La respuesta de la defensa de la mujer, no se ha hecho esperar. Han pedido también una prueba idéntica para saber si Josep Maria Mainat también se droga. El juez, para equiparar las diligencias, también ha aceptado que se haga la prueba al multimillonario.

Mainat Jukebox

Angela, Mainat y Albert Om, cuando hizo un programa de TV3 desde la mansión de Horta / TV3

Cuando se hayan podido hacer las dos pruebas, a Mainat y a Dobrowolski, el juez que tiene que decidir sobre el divorcio de la pareja -y, más importante, el futuro de los dos menores de edad que tienen en común- sabrá si los dos son habituales consumidores de droga. Josep Maria Mainat será citado el próximo día 26 de enero en la ciudad de la Justicia con el fin de ser sometido a la prueba, según han confirmado fuentes judiciales. La defensa del productor todavía podría presentar recurso.

Angela pide cerrar el caso del asesinato

Quién sí que ha presentado un recurso es la defensa de Angela Dobrowolski, pero en una de las otras patas del caso Mainat, la que investiga el presunto intento de asesinato del mes de junio.

Tal como ya anunció la defensa, aseguran que el aparato que utilizó la mujer para medir el azúcar en sangre de Mainat tenía la hora mal puesta, un hecho que, según ellos, desmonta toda la teoría acusatoria de los Mossos. Han pedido que se archive el caso a partir de estas nuevas informaciones. De momento, el juez no se ha mojado y la acusación por tentativa de asesinato contra la mujer, de nacionalidad española y alemana, sigue en curso. No hay que sufrir, habrá capítulos del caso Mainat más días.