Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre que tenía retenidas dos jóvenes en situación irregular que las explotaba sexualmente. Las obligaba a prostituirse en condiciones infrahumanas y, en ocasiones, durante 24 horas seguidas. El ahora arrestado les había retirado el pasaporte y las obligaba incluso a drogarse para poder trabajar las 24 horas del día, quedándose todo el dinero de los servicios.

Los policías localizaron la casa donde estaban retenidas las víctimas y después de realizar una inspección descubrieron que era un local de prostitución e identificaron al hombre que la regentaba. Los agentes liberaron a las víctimas y les dieron de forma inmediata asistencia y protección.

Las había contactado por internet

Según los resultados de la investigación, el hombre había contactado con las víctimas a través de páginas de internet y, después asegurarse de su situación irregular a España y prometerles unas buenas condiciones de trabajo, las invitó a su casa. Una vez allí, el hombre retiró los pasaportes a las jóvenes y las obligó a trabajar las 24 horas del día, quedándose con todo el dinero de los servicios, además de exigirles una deuda por la manutención en el piso donde malvivían.

El hombre, según parece, insultaba a las jóvenes, las impedía salir del domicilio y en ocasiones las obligaba a drogarse para poder trabajar las 24 horas. Además, las controlaba en todo momento, bajo la amenaza de entregarlas a la policía aprovechándose de su situación irregular. El hombre, con antecedentes policiales, ha sido detenido como presunto autor de un delito relativo a la prostitución y ha pasado a disposición judicial.