El resultado del informe preliminar de la autopsia de Blanca Fernández Ochoa tendrá que esperar. Los forenses del Instituto Anatómico Forense de Madrid no han podido completar este jueves las pruebas clínicas de los restos mortales de la deportista, tal como estaba previsto en un principio.

El mal estado del cuerpo no ha permitido certificar que se trate de Blanca a través de las huellas dactilares

El avanzado estado de descomposición del cuerpo, debido a las altas temperaturas que había en la zona, complica el trabajo del personal del laboratorio, que todavía no ha podido identificar el cadáver ni saber si la muerte fue accidental o no. El mal estado del cuerpo no ha permitido certificar que se trate de Blanca a través de las huellas dactilares, por lo que se tendrá que esperar a los resultados de las pruebas de ADN.

Finalmente, pues, el informe preliminar de la autopsia no estará listo hasta este viernes. Sin embargo, algunas fuentes aseguran que la hermana de Blanca ha podido identificar el cadáver por un tatuaje y una pulsera.

El informe final podría tardar días o semanas

Sea como sea, aunque el informe preliminar de la autopsia determinará la causa de la muerte de Blanca Fernández Ochoa, hay muestras que se tienen que analizar en laboratorios y que podrían tardar semanas en tener el resultado. Esto puede hacer que las circunstancias exactas de la muerte no se sepan hasta dentro de unos días.

El retraso en el informe preliminar de la autopsia podría retrasar también la incineración del cadáver que, en un principio, la familia tenía previsto poder hacer este viernes por la mañana en el crematorio de Pozuelo de Alarcón.

Este jueves también se ha sabido que en la mochila de Blanca no sólo había la comida que compró en la tienda antes de marcharse hacia la montaña. Al lado del cadáver encontraron pastillas y una botella de vino.