Se han hecho públicas las primeras imágenes del bebé sin cara nacido el pasado 7 de octubre en Portugal por culpa de una gravísima negligencia médica.

Los médicos le dieron pocas horas de vida pero ya se alimenta con biberón y no necesita respiración asistida

El pequeño Rodrigo nació sin ojos, nariz, ni parte del cráneo y los médicos le dieron pocas horas de vida. Finalmente, sin embargo, ya puede respirar y comer con una cierta normalidad. De hecho, se puede alimentar con biberón y ya no necesita respiración asistida. El bebé sigue ingresado en la unidad pediátrica de cuidados paliativos del Hospital San Bernardo, en Setúbal, al sur de Lisboa.

Las ecografías no detectaron ninguna malformación

El programa Rua Segura, de Correio da Manha, ha hecho público un reportaje donde se puede ver al pequeño con su familia. También se han hecho públicas algunas de las ecografías hechas durante el embarazo en una clínica privada que no detectaron ninguna malformación.

El médico ha sido suspendido preventivamente durante seis meses por el Colegio de Médicos de Portugal.