La Guardia Civil en La Rioja ha denunciado a un hombre de 33 años, de nacionalidad española y vecino del Alcañiz (Teruel), tras ser sorprendido, en el municipio riojano de Fuenmayor, cuando conducía bajo los efectos de cinco tipos de droga.

El implicado en estos hechos conducía un turismo de manera irregular y fue interceptado en un control establecido a la altura del kilómetro 419, de la N-232, en el término municipal de Fuenmayor, donde se le sometió a la preceptiva prueba de drogas, ha indicado este martes la Guardia Civil en una nota.

Positivo en todas las drogas del narcotest

Este conductor dio positivo en los cinco tipos que puede detectar el "narcotest" de la Guardia Civil: cocaína, opiáceos, anfetaminas, metanfetaminas y THC.

Se trata de una persona que es multirreincidente en delitos e infracciones contra la seguridad vial, dado que el pasado mes de julio estuvo implicado en un accidente de circulación, con el resultado de daños materiales, ocurrido en el kilómetro 40 de la A-22 (Huesca-Monzon).

En el test de detección de drogas también arrojó un resultado positivo en cocaína y opiáceos, ha precisado.

Infracción muy grave

La Guardia Civil ha recordado que la Ley de Seguridad Vial contempla la conducción bajo los efectos de las drogas como una infracción muy grave, castigada con una sanción de 1.000 euros y la retirada de seis puntos del permiso de conducir.

Además de la sanción administrativa, el Código Penal recoge los delitos contra la seguridad vial, que establece para quienes conduzcan un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas, penas de prisión de tres a seis meses o una multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.