Benjamin Cobb, un niño de 4 años, ha muerto después de que el perro de acogida de su familia, de la raza pitbull, lo atacara. Su madre lo intentó salvar por todos los medios, sin éxito.

Los hechos han pasado este martes, en torno a las 19.00 horas, en Hazel Parc (Detroit, EE.UU.). La hermana del pequeño, de sólo 14 años, llamó a la policía alertando del ataque.

Tuvieron que utilizar pistolas Taser

Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, encontraron el perro atacando al pequeño "de forma activa". Las autoridades tuvieron que utilizar pistolas eléctricas para liberar al niño, ya que el animal no lo soltaba.

A continuación, sacaron al animal de la casa mientras atendían a Benjamin. El niño, que tenía heridas graves a causa de los mordiscos en el cuello y en el cuerpo, fue trasladado inmediatamente a un hospital. Finalmente, el personal sanitario no pudo hacer nada para salvarle la vida.

La madre intentó salvarlo

Según el testimonio de la madre, cuando vio que el perro atacaba a su hijo hizo todo lo que pudo para alejarlo del niño. Le clavó un cuchillo, pero el animal continuó con la agresión hasta que llegó la policía.

La familia Cobb había acogido temporalmente al pitbull para ayudar a un amigo "en un momento de necesidad". El perro, según han explicado a la policía, "no había mostrado nunca ningún tipo de conducta agresiva" en el hogar, informa The Detroit News.

Han sacrificado al perro

El pitbull fue sacrificado por un veterinario después del ataque y de la muerte del niño. Según fuentes policiales, la madre, de 38 años, también sufrió mordeduras y tuvo que ser atendida en el hospital, aunque sus heridas no son graves.

En un comunicado publicado el miércoles, los Cobb aseguran que la pérdida del pequeño Benjamin "ha supuesto un peso inimaginable para nuestra familia, amigos y aquellos que conocían a nuestro dulce hijo".

Continúa la investigación

Según han informado portavoces de la policía, todo apunta a que este caso es un accidente fortuito. Ahora las autoridades investigan las causas por las cuales el perro atacó al niño con tanta intensidad.

La familia ha empezado una campaña en la plataforma GoFundMe para recaudar dinero para cubrir los gastos del funeral del pequeño. Gracias a los donativos de la gente, ya han conseguido más de 8.700 dólares de los 10.000 que necesitan.