La Policía Nacional ha detenido a seis personas que, presuntamente, gestionaban un alquiler fraudulento en un piso de la ciudad de Tarragona para poder hacer empadronamientos ilegales.

Cinco de los seis detenidos han sido acusados de un delito de falsedad documental y el otro de una infracción grave a la Ley de Extranjería.

El mes de julio pasado, los investigadores supieron que había casi cien empadronados, la mayoría de origen magrebí, en un piso de uno de los detenidos.

Empadronamientos ficticios para conseguir ayudas

No obstante, los empadronamientos eran ficticios para poder obtener la tarjeta sanitaria gratuita o la regularización de su situación administrativa, solicitud de ayudas económicas o gestiones en entidades de crédito.

La operación continúa abierta, aunque dos de los detenidos ya han quedado en libertad con los cargos de falsedad documental.