La Policía Municipal de Madrid ha detenido, en pleno mercadillo, un hombre que hacía upskirting: grababa las partes íntimas de diferentes mujeres con una cámara que metía debajo de su falda sin que las víctimas ni siquiera se enteraran.

El hombre estaba buscando víctimas por el mercadillo del distrito de Aluche cuando una mujer lo vio acercando una bolsa a la falda de varias mujeres y sospechó enseguida. Por eso, avisó a una patrulla que había en el lugar y les dijo lo que creía que el hombre estaba haciendo.

Tras una rápida búsqueda, los agentes localizaron al sospechoso que, al verse perseguido por la policía, empezó a andar rápido y elevó la bolsa para que los policías no vieran lo que había dentro.

Una cámara oculta en una caja de zapatos

Dentro de la bolsa, el hombre había dispuesto estratégicamente una caja de zapatos con un pequeño orificio. Dentro de ella había una cámara grabando. El hombre acabó reconociendo a los agentes que había grabado las partes íntimas de varias mujeres e incluso les mostró algunas de las imágenes.

Los policías detuvieron al hombre por un delito contra la intimidad. Además, le incautaron la cámara y la tarjeta en la que se habían grabado las imágenes.